Fotografía de joyería

La fotografía de joyería probablemente sea una de las especialidades fotográficas más complejas que existe dentro del sector de la fotografía de producto. Por esta razón se puede considerar, sin lugar a dudas, que quien domina la fotografía de joyas, es también un gran experto en cualquier disciplina fotográfica del sector comercial, publicitario y empresarial.

Si en fotografía de producto, representar correctamente cada elemento es fundamental para conseguir ventas, en la fotografía de joyería, la realización debe ser impecable. El arte de dominar profesionalmente la luz y la perspectiva en el espacio se convierte en imprescindible.

Como dominar la luz en fotografía de joyería…

Para mostrar las formas en el espacio és necesaria la luz. En la fotografía de joyería, la luz se convierte en la principal herramienta del fotógrafo profesional. Dominar la luz es esencial para alcanzar el resultado visual esperado.

Uno de los principales retos para el fotógrafo de joyería y bisutería es conseguir que el observador interprete correctamente todas las texturas y tipos de materiales: metales brillantes o mates, dorados y plateados, cristales, gemas, piedras pulidas o facetadas (piedras preciosas) con todos sus brillos y destellos, transparencias y texturas.

Para dominar esta disciplina, además de experiencia y profesionalidad, son necesarias también herramientas muy adecuadas.

 

Herramientas para iluminación de joyas

Uno de los grandes retos en la fotografía de joyas es evitar los reflejos indeseados.

Al fotografiar una pieza, sobre todo si es muy brillante, aparece todo lo que le rodea, incluida la cámara y el fotógrafo. En el mercado se pueden encontrar gran variedad de gadgets, inventos y cajas de luz, especialmente diseñados para resolver este problema, pero en la mayoría de casos lo resuelven con dificultad o simplemente no lo consiguen.

Los años de experiencia de estudi16 en fotografía de joyería, nos ha permitido disponer de un sistema propio y único, creado y diseñado por Marc Sellares, que elimina los cantos, costuras, uniones y zonas oscura de la caja de luz, proporcionando un rápido y total dominio de la iluminación sin interferencias, logrando disminuir los tiempos de producción y así reducir los costes ofreciendo el mejor resultado.

Pero una correcta iluminación no es suficiente si además no se interpreta correctamente la forma de cada pieza en la imagen.

 

La perspectiva fotográfica en joyería

La imagen fotográfica es en 2D. Si bien es la iluminación la que consigue que el ojo humano interprete las formas en 3D, gracias al contraste tonal (luces y sombras), es imprescindible dominar la perspectiva fotográfica para mostrar las formas de las piezas de manera correcta.

El ser humano reconoce la forma de muchos objetos por comparación con las formas básicas que tiene almacenados en la memoria. Un encuadre erróneo puede falsear críticamente la preceptiva de una pieza de manera que nuestra mente la interprete con una forma totalmente diferente.

Una muestra significativa de ello son las famosas ilusiones ópticas que tanto abundan por la red. Un impresionante ejemplo es el videoclip de Ok Go realizado sólo con trucos de de perspectiva, sin ayuda digital.

Para lograr un encuadre efectivo y una perspectiva adecuada se necesita una gran experiencia fotogràfica además de mucho ingenio para sujetar las piezas de forma funcional. Aun y así, tambien son imprescindibles herramientas muy profesionales, como los objetivos macro de alta precisión.

 

Objetivos adecuados para la fotografía joyas.

El tamaño de las piezas de joyería requiere utilizar un objetivo macro específicamente diseñados para enfocar correctamente a una distancia muy pequeña y así conseguir la máxima calidad al fotografiarlas en una relación de 1:1 (tamaño real).

Pero disponer de objetivos de gran calidad profesional, no exime tener que lidiar con la física y la óptica.

Al realizar imágenes de gran aumento nos encontramos con el inconveniente de una profundidad de campo muy reducida (imagen que muestra clara y enfoca solo una mínima parte de las pieza).

El cerebro humano tiende a interpretar las imágenes con reducida profundidad de campo, como las correspondientes a las fotografías de objetos pequeños. Un ejemplo muy visual de esto es otra ilusión óptica, muy famosa también en internet: La técnica del Tilt Shift con el efecto Scheimpflug.

técnica del Tilt Shift

Por esta razón, la forma lógica de mostrar una pieza de joyería, seria mostrarla desenfocada en gran parte, pero una imagen de éste tipo solo es útil en un sentido estético (publicidad, portadas, presentaciones de sectores, Sliders,…)

Sin embargo, si necesitamos la imagen para la venta en catálogos o webs eCommerce, no hay más remedio que mostrar toda la pieza completamente enfocada para que el cliente la pueda visualizar correctamente en su totalidad. Esto solo se puede solucionar mediante la combinación de técnica fotográfica y postproducción digital.

Por ello es también imprescindible una buena postproducción digital para obtener una imagen final efectiva y correcta.

Retoque digital para la fotografía de joyas

Son muchas las razones que hacen inevitable una completa y elaborada posproducción digital para obtener una imagen de joyería correcta: montaje de múltiples tomas para una profundidad de campo completa, equilibrado de los niveles de luz y color, sombras bien situadas y reflejos lógicos para el correcto posicionamiento visual de la pieza, silueteados muy precisos para substitución y homogeneización de fondos, y sobretodo mucho retoque para la corrección d’imperfeciones.

A simple vista una pieza de joyería parece perfecta, pero por su tamaño, podríamos hablar casi de fotografía microscópica. Por mucho que se hayan pulido y limpiado minuciosamente las piezas para la sesión fotográfica, aparecen multitud de defectos y ralladas que solo se pueden corregir digitalmente con un retoque experto.

En las siguientes imágenes, se puede ver la diferencia entre un anillo sujetado con las manos sin posproducción (solo los dedos de quien lo sujeta ya dan una idea de lo que estamos hablando) y la misma imagen después de un proceso de retoque digital.

Precio y calidad

Las piezas de joyería son elementos de gran valor por varias razones: los materiales usados, la elaboración artesanal y la realización por parte de auténticos artistas y reconocidos diseñadores, por ello es razonable que su precio, tanto de costes como de venta, sean inevitablemente elevados. Por esta razón también parece lógico pensar que sea imprescindible un buen fotógrafo profesional, experimentado en este campo, para representarlas graficamente como se merecen.

Como hemos visto, la producción fotográfica de una pieza de joyería es compleja y muy elaborada. Aun y así, los costes de obtener una imagen de calidad suelen estar muy por debajo de los costes de realización de las propias piezas. Costes que se rentabilizan de inmediato al aumentar las ventas cuando se muestran de forma atractiva y sobretodo bien representadas.

En estudi16 llevamos muchos años especializados en fotografía de joyería. Ésta experiencia no solo nos permite ofrecer la mejor calidad sino que nos permiten agilizar las producciones reduciendo los costes y los tiempos de entrega las imágenes.

© Copyright Marc Sellarès.
DISEÑO E IMÁGENES PROPIEDAD DE MARC SELLARÈS. PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL.